CUIDADOS CON LOS ZAPATOS

No basta tener el par de botas más bonito del mundo y no cuidar de él. Conservar el calzado hace parte de la rutina de quien usa.

Evite mojar su zapato.

  • Cuero auténtico – Pase una franela suave ligeramente humedecida de forma bien delicada sobre la superficie para retirar la suciedad.
  • El calzado de cuero nunca deben ser lavados con agua abundante;
  • Em el caso de mojado, dejar en lugar con bastante viento y si posible un ambiente aireado y
  • seco para secar, nunca use secadores o maquinas eso puede resecar el cuero.
  • Los productos químicos como jabón, detergente, suavizantes o desinfectantes pueden estropear el cuero.
  • Calzado en nobuck o gamuza necesitan más cuidados. El ideal es la franela seca o un cepillo de cerdas de acero propias para ese tipo de cuero, además de sprays secos que van a limpiar el zapato y volver el toque aterciopelado del cuero.
  • Utilizar el impermeabilizante, evita el daño del zapato causado por el agua o líquidos como aceite, grasa, etc.

 

Otra forma de demostrar su cariño con el calzado es saber guardar.

  • Guarde el zapato en un lugar ventilado.
  • El zapato de cuero necesita un súper cuidado a la hora de ser guardado.
  • El cuero necesita “respirar”, sobre todo después de un día entero en contacto con los pies. Por eso es importante dejar el zapato en un lugar ventilado o abierto por lo menos un poquito.
  • Nunca deje su zapato en el sol, o en lugar muy caliente, ya que esto puede deformar el cuero. Evite dejar el zapato en los baños o en lugares muy húmedos evitando también los hongos.
  • Evite usar el mismo calzado por dos días seguidos. Lo ideal es dejar en un lugar donde pueda respirar ya que con el calor del zapato en el pie consecuentemente el pie transpira, evitando así la proliferación de hongos.

Una sugerencia interesante: Guardar el zapato con un periódico dentro de él (como aquella hoja que viene dentro del zapato cuando es nuevo). Esto sirve para evitar que se deforme. Hay algunas formas de madera creadas especialmente para esto, pero un periódico amasado ya puede ayudar.

Hidratar su calzado

Para mantener el aspecto de “nuevo”, usted puede hacer una hidratación en el zapato. Esta hidratación debe ser hecha con hidratantes específicos para calzados (que se pueden encontrar fácilmente en tiendas o zapaterías). Algunos hidratantes corporales neutros también funcionan pero, atención para no manchar su zapato¹.

¹ excepto zapatos con cuero nobuck o gamuza.

¡Otros consejos importantes!

  • Las botas de caño largo no deben doblarse.
  • Nunca pasar ningún tipo de tinta, cuando el zapato es nuevo o seminuevo, ya que causa la sequedad del cuero.
  • Calzado de solado P.U (Poliuretano);

Los suelos han conquistado al público por su levedad y comodidad, pero necesitan un cuidado mayor por tratarse de una pequeña desventaja del poliuretano a base de poliéster y la hidrólisis (componentes usados ​​para hacer la suela), que pueden causar su deterioro, cuando se almacena en condiciones inapropiadas, como lugares muy húmedos y calientes. El deterioro ocurre por la acción química del agua, donde la misma puede ser líquida o vapor como en un ambiente húmedo. Materiales como estos pueden trincar, romperse o deshacer cuando se guardan sin usar durante más de 6 meses.

¿QUIERE HACER PARTE DE LA FAMILIA LEVFORT?

QUEREMOS TENER USTED CON NOSOTROS.

¡ACCESE AHORA!

RECEBA NOVIDADES