“Trabajo en una parilla hace 20 años, en busca de un buen calzado para trabajar, encontré en la tienda de la fábrica Levfort, el zapato anti-estrés. Es el mejor zapato que usé y uso hasta hoy. Es leve y extremadamente cómodo. Yo recomiendo para todos los amigos que trabajan conmigo. Para mí, el zapato tiene que ser Levfort. “